Mi Camino

Soy Loreto Valentina Contreras Herrera, hija de Ivonne del Carmen Herrera Faúndez y Rolando Contreras Lefever. Nací en Santiago de Chile, 1982.

Mi formación académica formal se inició estudiando Arte en el ciclo básico de la U. de Chile y desde ahí comencé a explorar diferentes formas de abordarlo. Estudié dos años de Licenciatura en Arte en la UPLA, un año de pintura en la Escuela de Bellas Artes de Valparaíso, y Cine con mención en Fotografía en la Escuela de Cine de Chile de la cual egresé.

En el año 2006 comencé mi ruta del hacer con Zurza, un proyecto de vestuario femenino co-creado con mi hermana Andrea Contreras. El trabajo en Zurza para mí significó una gran práctica de trabajo en equipo y de autogestión.

Luego de esta experiencia decidí dedicarme completamente a un camino personal que se estaba haciendo cada vez más fuerte: el arte y el auto-conocimiento, dos elementos que cuando se hacen uno, se transforman en magia, una vocación que con el tiempo he descubierto que es muy antigua en mi linaje.

El auto-conocimiento y la búsqueda hacia la comprensión de la naturaleza de la vida han sido una poderosa y latente dirección en mi andar. Con esta premisa comencé a realizar viajes interiores y geográficos tras respuestas y rutas a seguir. Así llegué a un hito esencial; el encuentro con mi ser mujer. Comprendí que para avanzar en este proceso e integrar las experiencias, respuestas y percepciones de la vida misma era primordial reconocer mi propia naturaleza, pues este es el lugar desde el cual se reciben, interpretan y expresan. Así me sumergí en las profundidades de lo femenino, al encuentro con el tejido de mi matriz (útero) y la matriz universal. El primer paso fue re-conocer el ritmo de mi ciclo menstrual; un viaje revelador y certero para todo lo que buscaba.

De este mar inmenso que se abre al acceder a nuestra sabiduría y memoria uterina, quise rescatar la luz inicial que se presentó. Así nació la primera Agenda Lunar que creé en el 2014, y luego en el 2016 su nueva y actual versión Agenda Menstrual; una herramienta para el auto-conocimiento femenino a través del registro del ciclo menstrual. Mi vocación por el arte dió un giro al comprender que mi trabajo necesita estar al servicio de los cambios de paradigmas personales y sociales que estamos viviendo. Es esencial para mí ser parte activa de la re-significación de lo femenino desde lo íntimo a lo social/cultural y contribuir a develar y acompañar las travesías de nuestras de-construcciones y descubrimientos desde el arte.

Paralelamente he estudiado diferentes técnicas terapéuticas que nutren y dan nuevos sentidos al espacio creativo como un hábitat de encuentro y sanación; el tarot es una de mis brújulas preferidas que me guía y comparto a diario. La astrología y la cristaloterapia son grandes compañeras también.

Mi hacer artístico está íntimamente ligado a mis procesos personales, siendo a la vez mi fuego y mi columna vertebral para atravesarlos. De cada experiencia surge un aprendizaje que se traduce en imágenes, herramientas y espacios, con la intención de que desde la belleza y la reflexión puedan provocar profundo encuentro y transformación.

El Arte es Alquimia